MAÑANA DE NAVIDAD: VOY, "ATERRIZO", Y VUELVO...


7:45 de la mañana del día de Navidad.

Como ayer noche mi suegra ya “me enseñó sus cartas”, y me mostró ya el “campo de batalla” en el que íbamos a librar hoy nuestro “combate gastronómico”, tempranito me he dicho:

-Txabi, levántate y sal a correr un poco para “hacerle sitio” a toda la munición que te va a “disparar (...que ya me la conozco yo a mi suegra y sus comidas light del día de Navidad).

Dicen que los entrenos mejor que sean cortos, pero intensos. Pero creo que hoy me he pasado con lo de “corto”: 216 en 1:30:75  (no, 216 kilómetros en una hora treinta, no: 216 metros en un minuto y treinta segundos.
Este es el tiempo que he tardado en, con el suelo húmedo en la bajada de la Nestlé, pegar un soberano tropezón contra el borde de una baldosa desencajada y hacer una versión propia de “Aterriza como puedas”...y pata-pam!, al suelo; y media vuelta para casa (nuevamente esos laaaargos 216 metros, pero lamiéndome las heridas).
Por suerte (?) no ha habido un gran golpe, sólo rascadas de aquellas que escuecen lo suyo, nada que un buen baño de Betadine no pueda arreglar, mitigar (al caer en suelo húmedo, y siendo en bajada, me he ido deslizando sobre el piso).

Así que hoy, mi suegra tiene ventaja.

Veremos…  

Comentarios

Entradas populares de este blog

FIGUERES...con "F" de FIESTA !

EGOÍSMO POSITIVO y el JOHANN CRUYFF INSTITUTE

CORRIENDO UNOS METROS CON AMIGOS EN LA MARATÓN DE BCN